¿Avanzamos o retrocedemos en España en emisiones contaminantes al producir electricidad?

El proceso de descarbonización no puede parar y hay que saber en qué sector avanzamos y en cuál retrocedemos, para lo que Red Eléctrica ha emitido un informe de mediciones que nos permite saber cómo va España en lo que a emisiones contaminantes de gases de efecto invernadero se refiere al producir nuestra energía.

Foto: iStock
Foto: iStock

En el contexto de una descarbonización que no tiene marcha atrás, Red Eléctrica publica, en un ejercicio voluntario de transparencia, un documento que refleja la metodología empleada para el cálculo de las emisiones contaminantes de Gases de Efecto Invernadero (GEI) asociadas a la generación de electricidad en España.

El Acuerdo de París significó, en 2015, el pistoletazo de salida en la carrera por la descarbonización. Con él, los países firmantes se comprometían a adoptar una serie de medidas para contener el incremento de la temperatura de la Tierra “muy por debajo de los 2ºC” con respecto al nivel preindustrial. Para alcanzar esta meta, los países miembros de la Unión Europea se han fijado una serie de objetivos energéticos que pasan por la reducción de un 40% las emisiones contaminantes en 2030 como antesala de un sistema prácticamente descarbonizado en 2050.

La instalación de nueva potencia de generación de tecnologías como la eólica, la hidráulica o la solar resultan esenciales para alcanzar los objetivos, ya que son, junto a la nuclear, fuentes de electricidad sin combustión y que, por tanto, no emiten CO2 equivalente.

Según este informe, las toneladas de CO2 equivalente se han reducido en 30 millones en los últimos 5 años

En el caso del sistema eléctrico español, las emisiones han experimentado una reducción como consecuencia de la mayor cuota de renovables en la estructura de generación acompañado también por una disminución de la producción con carbón. Así, en solo 5 años, las toneladas de CO2 equivalente registradas en 2019 se han reducido en 30 millones con respecto a las de 2015.

Estos son algunos de los datos que se esgrimen del informe Emisiones de CO2 asociadas a la generación eléctrica en España, un nuevo ejercicio de transparencia de Red Eléctrica de España en el que se detalla la metodología de cálculo de emisiones de GEI derivadas del sector.

Así, estas emisiones contaminantes son calculadas a partir de unos factores de emisión con los que se definen las toneladas de CO2 equivalente emitidas por cada megavatio-hora (MWh) generado, dependiendo de la tecnología empleada y del territorio. También en los últimos 5 años, el factor de emisión ha disminuido un 30%, pasando de 0,26 tCO2-eq/MWh en 2015 a un factor de 0,19 tCO2-eq/MWh alcanzado en el pasado año.

¿Qué gases de efecto invernadero se emiten al generar electricidad?

Las emisiones de GEI (Gases de Efecto Invernadero) debidas a la generación de electricidad se deben mayoritariamente a los gases formados en la combustión, por lo que a estos efectos, se tienen en cuenta las emisiones de CO2 y de N2O. Para calcular el potencial de efecto invernadero del N2O, se utiliza el valor GWP (Global Warming Potential, o potencial de calentamiento global PCG) que recoge el Fifth Assesessment Report (AR5) del IPCC (intergovernmental panel on climate change), y que asigna al N2O un GWP de 265, lo que significa que 1 g de N2O tiene un potencial de calentamiento global equivalente a 265 g de CO2.

Los mejores vídeos