Central Park se transforma en un centro de observación climática

Un proyecto permitirá a los científicos estudiar cómo el aumento de las temperaturas afecta a los árboles, las plantas, la vida silvestre y los humanos que utilizan el conocido parque neoyorquino.

Central Park será un laboratorio donde se estudie cómo afecta el cambio climático a los parques urbanos. Foto: iStock
Central Park será un laboratorio donde se estudie cómo afecta el cambio climático a los parques urbanos. Foto: iStock

Central Park significa muchas cosas para los neoyorquinos: área de juegos, lugar de reunión, oasis natural, lugar de arte y plató de cine, por nombrar solo algunas. Pronto obtendrá otro título: laboratorio viviente, específicamente un sitio de investigación para estudiar cómo el cambio climático afecta a los parques urbanos.

Gracias a la colaboración entre la Escuela de Medio Ambiente de Yale y dos organizaciones sin fines de lucro con sede en la ciudad de Nueva York, los investigadores monitorearán, mapearán y analizarán las condiciones climáticas cambiantes en el parque para comprender mejor cómo el calentamiento afecta a los árboles, las plantas, la vida silvestre y las decenas de miles de humanos que lo usan todos los días.

“Lo que queremos hacer es estudiar Central Park como un ecosistema, como un sistema humano-natural acoplado"

"Hay muchos estudios individuales sobre los parques y el cambio climático, incluso sobre cuánto CO2 absorben los árboles de la atmósfera y cuánto efecto de isla de calor urbano se mitiga con el dosel de los árboles", explicó Karen Seto, profesora de geografía y ciencias de la urbanización en Yale, quien dirigirá el proyecto.

“Lo que queremos hacer es estudiar Central Park como un ecosistema, como un sistema humano-natural acoplado, y lo estamos viendo de arriba hacia abajo y de abajo hacia arriba, desde los suelos hasta los satélites”, añadió.

Vista de Sheep Meadow en Central Park.
Vista de Sheep Meadow en Central Park. Foto: IStock.

Si bien los impactos climáticos en Nueva York están determinados por numerosos factores, incluida la contaminación del aire, el calor y los eventos de precipitación extrema, el efecto acumulativo del calentamiento climático en los grandes parques urbanos no se ha estudiado en detalle, señalan los expertos.

“Una nueva era en investigación y cooperación que brindará a nuestros profesionales de parques herramientas mejoradas para combatir la crisis climática”

Central Park Conservancy, que administra el parque bajo un contrato con la ciudad, ayudará a coordinar el esfuerzo de investigación, apuntaron las autoridades. También cuenta con el visto bueno del nuevo alcalde de Nueva York, Eric Adams, quien dijo en un comunicado de prensa que la iniciativa refleja “una nueva era en investigación y cooperación que brindará a nuestros profesionales de parques herramientas mejoradas para combatir la crisis climática”.

“Los parques son esenciales para los neoyorquinos, como lo han demostrado estos últimos años, pero las inundaciones, los fuertes vientos y las temperaturas extremas representan una amenaza para su salud”, agregó Adams.

Se refería a una serie de desastres climáticos que Nueva York ha enfrentado durante la última década, desde el desmantelamiento de gran parte de la ciudad por parte de la supertormenta Sandy en 2012, hasta eventos más recientes, como las inundaciones catastróficas en septiembre por el huracán Ida.

Nueva York se ha visto afectada seriamente en los últimos tiempos por graves inundaciones.
Nueva York se ha visto afectada seriamente en los últimos tiempos por graves inundaciones.

La ciudad también está experimentando olas de calor frecuentes, incluyendo tres el año pasado, cuando las temperaturas se dispararon durante tres días consecutivos. Cinco de los julios más calurosos registrados, según las estaciones meteorológicas de Central Park, ocurrieron entre 2010 y 2020.

Entre las principales prioridades del proyecto estará la identificación de los impactos del cambio climático en los recursos del parque utilizando tecnología de mapeo digital

“Todas estas cosas están creando una convergencia de problemas que hacen que mantener el parque y mantenerlo seguro para el público, así como para la vida silvestre que vive en él, sea extremadamente difícil”, aseguró Salmaan Khan, director de investigación y proyectos especiales de Central Park Conservancy, en una entrevista.

Entre las principales prioridades del proyecto estará la identificación de los impactos del cambio climático en los recursos del parque utilizando tecnología de mapeo digital. Clara Pregitzer, subdirectora de ciencias de la conservación de Natural Areas Conservancy, con sede en la ciudad de Nueva York, explicó al respecto que esos impactos van desde el estrés por calor en los árboles y otra vegetación hasta los efectos de las condiciones extremas en la vida silvestre.

Declaró que el proyecto se basará en décadas de datos recopilados por Central Park Conservancy sobre la vida silvestre y otras métricas de las características naturales del parque, pero que hasta la fecha no se han analizado.

El estudio analizará las consecuencias del cambio climático en la vida del parque.
El estudio analizará las consecuencias del cambio climático en la vida del parque. Foto: IStock,

Asimismo, la experta comentó que el enfoque de investigación podría proporcionar "un punto de partida increíble para poder estratificar y comprender dónde podría haber puntos calientes de biodiversidad en el parque", así como áreas donde el cambio climático ha degradado los hábitats y ha hecho que sea más vulnerable a los impactos climáticos.

Las tormentas más severas y la saturación del suelo por el exceso de lluvia han comprometido los sistemas de raíces de los árboles más viejos del parque

Por ejemplo, indicó, las tormentas más severas y la saturación del suelo por el exceso de lluvia han comprometido los sistemas de raíces de los árboles más viejos del parque.

Los expertos anunciaron que también se investigará cómo el cambio climático converge con otras tensiones ambientales causadas por el hombre, como la compactación del suelo y la presión sobre los recursos hídricos, para degradar tanto los recursos naturales como su valor recreativo.

Se espera que esta investigación sobre Central Park ayude a otros espacios verdes urbanos.
Se espera que esta investigación sobre Central Park ayude a otros espacios verdes urbanos. Foto: IStock.

Por otro lado, los hallazgos se aplicarán ampliamente y deberían ayudar a otras ciudades a identificar y mitigar los impactos climáticos en los espacios verdes urbanos. Esa investigación, a su vez, puede ayudar a los legisladores a desarrollar estrategias para adaptar sus parques a un planeta que se calienta.

“Con alrededor del 55 por ciento de la población mundial que ahora vive en áreas urbanas, la urbanización juega un papel cada vez más importante en la forma en que manejamos y mitigamos el impacto del cambio climático global”, advirtió Seto.

Fuente: Scientific American.

Los mejores vídeos