China, el país que más contamina, debe reducir sus emisiones ya

El presidente de la Cop26 en Glasgow, Alok Sharma, advertía, en The Guardian, que los principales emisores de gases de efecto invernadero deben elaborar planes claros para reducir drásticamente su producción de carbono. ¿Qué planes tiene el país más contaminante del mundo?

Alok Sharma, el ministro del Reino Unido que presidirá la Cumbre Climática Cop26 de la ONU en Glasgow el próximo mes de noviembre, ha sido muy tajante sobre la necesidad de que los países actúen para evitar el colapso climático.  “Lo que realmente necesitamos ahora es que todos los principales emisores desempeñen su papel, y el G20 será absolutamente clave para nuestro futuro”.

Es probable que las temperaturas globales superen los 1,5 ° C por encima de los niveles preindustriales en las próximas dos décadas, el umbral establecido como la ambición del acuerdo climático de París de 2015, dijo la autoridad mundial en ciencia del clima. Solo los recortes bruscos e inmediatos de los gases de efecto invernadero en esta década podrían estabilizar el sistema climático.

El dióxido de carbono es uno de los gases invernaderos más perjudiciales para el planeta.
El dióxido de carbono es uno de los gases invernaderos más perjudiciales para el planeta. Foto: IStock.

Los gobiernos del G20, que comprenden las economías más grandes del mundo e incluyen a los países desarrollados y en desarrollo, son responsables de aproximadamente el 80% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero

Los gobiernos del G20, que comprenden las economías más grandes del mundo e incluyen a los países desarrollados y en desarrollo, son responsables de aproximadamente el 80% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero y aproximadamente el 85% del PIB.

En sus declaraciones. Sharma no destacó a gobiernos en particular, pero aquellos que aún no han presentado planes para recortes de emisiones antes de la Cop26 incluyen a China, India y Brasil.

China, el país más contaminante del mundo, la segunda economía más grande del planeta, y el mayor productor y consumidor de carbón, el combustible fósil más sucio

El cielo de una ciudad china altamente contaminado.
El cielo de una ciudad china altamente contaminado.

El centro de atención ahora recae firmemente en China, el país más contaminante del mundo, la segunda economía más grande del planeta, y el mayor productor y consumidor de carbón, el combustible fósil más sucio.

Y es que China es el mayor emisor de dióxido de carbono (CO2), con 10.060 millones de toneladas métricas en 2018. La principal fuente de emisiones son los combustibles fósiles, en particular la quema de carbón. No en vano, aproximadamente, el 58% de la energía total derivada en el país asiático provino solo del carbón en 2019 y, dado que el carbón es rico en carbono, quemarlo en las plantas y calderas industriales y de energía de este país libera grandes cantidades de CO2 a la atmósfera.

China es uno de los mayores importadores de petróleo, lo que contribuye a grandes emisiones de CO2 a través del uso de vehículos de motor en el país

Además, China es uno de los mayores importadores de petróleo, lo que contribuye a grandes emisiones de CO2 a través del uso de vehículos de motor en el país.

Helen Mountford, vicepresidenta de clima y economía del Instituto de Recursos Mundiales, ha afirmado al respecto en The Guardian: "Es imperativo que China anuncie reducciones de emisiones más estrictas de las que ha insinuado hasta ahora".

Las alertas por contaminación son frecuentes en las grandes ciudades chinas.
Las alertas por contaminación son frecuentes en las grandes ciudades chinas.

China se ha fijado el objetivo de alcanzar cero emisiones netas para 2060 y ha dicho que sus emisiones alcanzarán su punto máximo para 2030. Pero, según publica el medio de comunicación, el gobierno todavía planea nuevas plantas de energía de carbón, y su dependencia de éste ha vuelto tras una desaceleración causada por la Covid- 19. Así, la Agencia Internacional de Energía ha advertido que las emisiones globales aumentarán el próximo año en una cantidad récord, impulsadas en gran parte por un resurgimiento del carbón en China.

El papel de Estados Unidos

Para que este país presente nuevos compromisos sobre emisiones, las acciones de Estados Unidos serían clave, argumentó Paul Bledsoe, ex asesor climático de Clinton en la Casa Blanca, ahora en el Progressive Policy Institute en Washington DC. El presidente de EEUU, Joe Biden, se ha comprometido a reducir a la mitad las emisiones de EE UU para 2030, proporcionar miles de millones en financiamiento climático a los países pobres e iniciar un amplio programa de incentivos y regulaciones para estimular una economía baja en carbono.

E,isión de gases de una fábrica en China.
Emisión de gases de una fábrica en China.

"Sin que tanto Estados Unidos como China hagan recortes profundos de emisiones, los objetivos de París no se pueden lograr"

“El Congreso de los Estados Unidos debe aprobar el ambicioso plan climático del presidente Biden antes de la Cop26, tanto para asegurar una acción estadounidense enérgica como para ejercer presión adicional sobre China y otros emisores importantes para que finalmente reduzcan sus emisiones”, afirmó. "Sin que tanto Estados Unidos como China hagan recortes profundos de emisiones, los objetivos de París no se pueden lograr", concluyó.

Si bien China está claro que es un foco principal, otros grandes emisores del G20 como India, Indonesia, México y Sudáfrica también serán objetivos clave de la diplomacia climática del Reino Unido en el tiempo que queda antes de la Cop26.

Los mejores vídeos