La composición el petróleo y el futuro del planeta

¿Cuál es la composición del petróleo? Resulta interesante profundizar en el conocimiento de este recurso finito, que es responsable de los grandes problemas medioambientales que aquejan a nuestro planeta.

La composición del petróleo, su extracción y sus gases contaminantes ponen en grave riesgo al planeta. Foto: IStock.
La composición del petróleo, su extracción y sus gases contaminantes ponen en grave riesgo al planeta. Foto: IStock.

El petróleo se ha transformado en una materia prima fundamental sobre la que gira buena parte de la economía mundial. Al mismo tiempo, este recurso finito es responsable de dos de los grandes problemas medioambientales de la actualidad: la contaminación por plásticos a nivel planetario y el grave problema de emisiones de CO2 y gases de efecto invernadero que supone el uso de estos combustibles fósiles.

Pero ¿Qué es el petróleo? ¿Cuál es la composición del petróleo? Es conveniente profundizar en el conocimiento de este recurso que, hoy por hoy, ha llevado a la Humanidad a sobrepasar los límites ecológicos del planeta.

Origen y composición del petróleo

El origen del petróleo se inició hace más de 200 millones de años, cuando la mayor parte de la Tierra aún estaba cubierta por agua.

Factores naturales como el paso del tiempo, el calor, las fuertes presiones y la ausencia de oxígeno, hicieron que esta materia orgánica se descompusiera poco a poco, formando esa sustancia oleosa que hoy conocemos como petróleo

Se formó a partir de restos de seres vivos (plancton y algas mayoritariamente) que quedaron depositados en los fondos marinos. Factores naturales como el paso del tiempo, el calor, las fuertes presiones y la ausencia de oxígeno, hicieron que esta materia orgánica se descompusiera poco a poco, formando esa sustancia oleosa que hoy conocemos como petróleo. El crudo quedó alojado a gran profundidad en el subsuelo, impregnando rocas porosas que forman los yacimientos.

Rocas con derrame de petróleo por el hundimiento del petrolero MV Prestige en 2002. Región Costa da Morte 18 años después, Galicia, España
Rocas con derrame de petróleo por el hundimiento del petrolero MV Prestige en 2002. en Galicia. Foto: IStock.

Tiempo después (en realidad, millones de años después de su formación), el ser humano le empezó a encontrar diferentes utilidades: como combustible, incluso como materia prima de un sinfín de productos derivados.

En cuanto a su composición, el petróleo es un compuesto líquido complejo viscoso de color verde, amarillo, marrón o negro, en el que coexisten partes sólidas, líquidas y gaseosas. Lo conforman, por una parte, compuestos denominados hidrocarburos, formados por átomos de carbono e hidrógeno en su mayoría parafinas, naftenos y aromáticos; y por otra parte, porciones pequeñas de nitrógeno, azufre, oxígeno y algunos metales.

Junto con los hidrocarburos, hay a menudo otros compuestos oxigenados, nitrogenados y otros orgánicos con elementos como el azufre, el níquel o el vanadio

Asimismo, junto con los hidrocarburos, hay a menudo otros compuestos oxigenados, nitrogenados y otros orgánicos con elementos como el azufre, el níquel o el vanadio. Como consecuencia de esta variable composición del petróleo, nunca han sido encontrado dos yacimientos petroleros que tengan exactamente la misma composición.

Lass diferentes cualidades de los crudos vienen determinadas por las características de sus componentes
Lass diferentes cualidades de los crudos vienen determinadas por las características de sus componentes. Foto: IStock.

En este sentido, es importante señalar que las diferentes cualidades de los crudos, vienen determinadas, precisamente, por las características de sus componentes, así, aquellos petróleos que tienen una mayor proporción de hidrocarburos ligeros, es decir; hidrocarburos con un bajo número de átomos de carbono, son considerados de más calidad, puesto que, de ellos se pueden obtener productos más valiosos.

Historia del petróleo

Las primeras actividades industriales en torno al petróleo comenzaron a desarrollarse alrededor del siglo VIII, cuando se utilizaba como fuente de la que obtener alquitrán, un derivado natural del primero que se usaba, a su vez, en la pavimentación de calles en las grandes ciudades de Oriente Medio como Bagdad. Pero es a partir del siglo XVIII y, sobre todo, del siglo XIX, cuando el uso del petróleo se extiende de manera exponencial.

Durante el siglo XVIII, cambian los procesos de producción y el carbón se convierte en la primera fuente de energía sobre la que se sustenta la gran transformación económica y social de Occidente

A partir de la Revolución Industrial, durante el siglo XVIII, cambian los procesos de producción y el carbón se convierte en la primera fuente de energía sobre la que se sustenta la gran transformación económica y social de Occidente. Hasta entonces, el petróleo se emplea únicamente para obtener aceite industrial, con el que lubricar las máquinas, y queroseno, empleado como combustible para el alumbrado, en sustitución del aceite de ballena.

Con la invención y la rápida expansión en el uso del motor de combustión interna, aparece una nueva aplicación para el petróleo la gasolina
Con la invención y la rápida expansión en el uso del motor de combustión interna, aparece una nueva aplicación para el petróleo: la gasolina. Foto: IStock.

 A partir del siglo XIX, con la invención y la rápida expansión en el uso del motor de combustión interna, aparece una nueva aplicación para el petróleo: la gasolina, hasta entonces considerado un subproducto sin utilidad práctica del petróleo, pasa a convertirse en el combustible más utilizado por el hombre.

Esta industria alcanza su máxima expresión durante los siglos XX y XXI, dando lugar al mundo actual en donde la presencia de plásticos derivados del petróleo está presente en un buen número de productos elaborados por el hombre

 Por si esto no fuera suficiente para desatar la fiebre del “oro negro”, durante este mismo siglo XIX comienza a desarrollarse una incipiente industria petroquímica, enfocada a la obtención de todo tipo de plásticos a partir de polímeros obtenidos del petróleo. Esta industria alcanza su máxima expresión durante los siglos XX y XXI, dando lugar al mundo actual en donde la presencia de plásticos derivados del petróleo está presente en un buen número de productos elaborados por el hombre.

Plataforma petrolera en el mar.
Plataforma petrolera en el mar. Foto: IStock.

En resumen, el petróleo ha sido un pilar fundamental para el desarrollo humano durante los dos últimos siglos en todos los planos imaginables: el económico, el industrial, el plano geopolítico, el social, etcétera, pero también, debido a su uso, se ha llegado a unos niveles de contaminación tal que se ha puesto de manifiesto, por primera vez en la historia, la insostenibilidad de las actividades humanas tal y como las conocemos hoy en día. De tal forma que, si queremos salvaguardar el futuro de los recursos naturales del planeta y nuestra supervivencia como especie, es necesario con urgencia reinventar nuestras formas de vida, nuestra economía y nuestros modelos energéticos.

Los mejores vídeos