Las 272 especies invasoras que podrían causar estragos en la Península

Científicos de España y Portugal han identificado las 272 especies potencialmente invasoras en aguas continentales, lo que permitirá poner en marcha sistemas de alerta y erradicación temprana para evitar estragos ecológicos y económicos.

Las especies más peligrosas para nuestras aguas, catalogadas como invasoras, acaban de ser recogidas en la publicación “Lista de especies exóticas potencialmente invasoras en la península ibérica 2020“, disponible en la web del proyecto europeo Life Invasaqua, impulsor de esta investigación.

El pez durmiente de Amur, el cangrejo de mármol, la ortiga acuática de Carolina, el pez cabeza de serpiente del norte, la planta de té de Senegal o el sapo de la caña son algunas de estas 272 especies que ya son invasoras en otros países y han causado notables daños.

¿Cómo llegan?

 

Estos especímenes “se encuentran ya en la etapa de transporte o de introducción en la península ibérica y deben ser tenidas en cuenta en los sistemas de alerta temprana de España y Portugal”, señala Francisco José Oliva, profesor de Zoología de la Universidad de Murcia, coordinador del proyecto Life Invasaqua y uno de los autores del estudio.

En la mayoría de los casos, estas especies están llegando a la Península como mascotas, ornamentos o a través de la acuicultura, apunta Oliva.

El listado, fruto de un proceso de evaluación sistemática y del consenso de 60 expertos de más de 30 instituciones diferentes de España y Portugal, pretende ser la base para la prevención y alerta temprana por parte de las Administraciones en ambos países, así como para fomentar la cooperación trasnacional en esta materia.

Invasoras establecidas

 

Paralelamente, Life Invasaqua publica también la “Lista de especies exóticas acuáticas de la península ibérica 2020“, resultado del trabajo del citado grupo de expertos.

La publicación identifica un total de 306 especies introducidas en las aguas continentales peninsulares, de las que 200 están “claramente ya establecidas o naturalizadas” en sistemas acuáticos de agua dulce y estuarios de la península ibérica, lo cual implica “un riesgo para el medio ambiente y la economía muy alto”, subraya Oliva.

Los expertos han comprobado que de estas 306 especies invasoras solo un porcentaje inferior al 40% está dentro del catalogo europeo o de los nacionales de España o Portugal, lo cual implica que la tenencia o comercialización de las no incluidas sigue estando permitida.

Los grupos más representados en estas 306 especies son los vertebrados, crustáceos y moluscos, aunque las plantas acuáticas exóticas también son considerables en número.

Estos grupos conforman más del 70% de las especies establecidas.

Además de las especies invasoras más emblemáticas como el visón americano, el siluro, el mejillón cebra o el camalote, este listado también incluye otros especímenes menos conocidos pero con una problemática destacable como el coipú, la rana de uñas africana, el percasol, el cangrejo señal, la almeja de río asiática o la azolla.

Incremento acelerado

 

Estudios recientes demuestran que existe un incremento acelerado en la entrada de nuevas especies exóticas en el continente Europeo y, en consecuencia, también en España y Portugal, así como de sus problemas ecológicos y económicos asociados.

La identificación de las especies exóticas presentes o potencialmente presentes en un país constituye parte de la base de las medidas de detección temprana y respuesta rápida, de ahí que Life Invasaqua haya puesto el foco en la elaboración y publicación de estos listados técnicos, que son una herramienta esencial para técnicos y gestores.

“Estas listas son instrumentos para comprender y gestionar las vías de introducción de especies exóticas en los sistemas de agua dulce y estuarios, así como para comunicar la magnitud del problema a todas las autoridades y grupos de interés relacionados”, asevera Spyridon Flevaris, responsable de Políticas de Biodiversidad de la Comisión Europea.

Estas dos publicaciones servirán de base para supervisar el cumplimiento del objetivo de la Estrategia de la UE sobre diversidad biológica hasta 2030 para combatir las especies exóticas invasoras (EEI), y para la aplicación de otras directivas europeas (Hábitats y Aves, Agua y Estrategia Marina).

Fuente: Life Invasaqua

Los mejores vídeos