Los neandertales, los primeros homínidos en convertir el bosque en pastizales

Dos excavaciones en un sitio llamado Neumark-Nord, en Alemania, indican que las fogatas de los neandertales y otras actividades habían transformado el paisaje local de boscoso a abierto hace unos 125.000 años.

Una de las excavaciones donde se realizaron los descubrimientos sobre la alteración del paisaje por parte de los neandertales.
Una de las excavaciones donde se realizaron los descubrimientos sobre la alteración del paisaje por parte de los neandertales.

Hace unos 125.000 años, los neandertales, los parientes más cercanos de los humanos, transformaron un área en gran parte boscosa que bordea dos lagos de Europa central en un paisaje relativamente abierto, señalan el arqueólogo Wil Roebroeks, de la Universidad de Leiden, en los Países Bajos, y sus colegas. Los análisis de polen, carbón, fósiles de animales y otros materiales previamente desenterrados en dos antiguas cuencas lacustres en Alemania proporcionan la evidencia más antigua conocida de homínidos que remodelan sus entornos, según informaron los científicos el pasado 15 de diciembre en Science Advances.

Las actividades diarias de los neandertales allí, aparentemente en curso durante todo el año, tuvieron un gran impacto ambiental

Las áreas excavadas se encuentran dentro de un sitio llamado Neumark-Nord. Las actividades diarias de los neandertales allí, aparentemente en curso durante todo el año, tuvieron un gran impacto ambiental, sospechan los investigadores. Ocurridas en un lapso de unos 2.000 años, incluían encender fogatas, cazar, recolectar madera, fabricar herramientas y construir refugios, dicen.

"Podríamos estar lidiando con grupos de neandertales más grandes y menos móviles de lo que comúnmente se reconoce", señala Roebroeks, gracias en parte al calentamiento de las temperaturas hace unos 150.000 años que limpiaron las capas de hielo de lugares ricos en recursos, como Neumark-Nord.

Su equipo no puede decir si los neandertales prendieron fuego para despejar grandes extensiones de tierra en Neumark-Nord, una práctica que se ha observado entre algunos cazadores-recolectores modernos. Los restos geológicos de muchas fogatas pequeñas pueden parecerse mucho a los de un pequeño número de grandes incendios, apunta Roebroeks.

Los neandertales usaban estrategias para cazar las chovas.
Se han encontrado restos de fogatas pequeñas realizadas por los neandertales.

Los hallazgos participan en un debate en curso sobre cuándo los humanos comenzaron a tener una influencia dominante en el mundo natural. Algunos científicos consideran este período como una nueva época geológica, el Antropoceno. No está claro cuándo comenzó el Antropoceno y si sus raíces se remontan a la Edad de Piedra.

El uso regular del fuego por parte de los miembros del género Homo comenzó hace unos 400.000 años. La evidencia de ocupaciones humanas asociadas con el aumento de la producción de incendios y los cambios a hábitats abiertos datan de hace unos 40.000 años en Australia; Hace 45.000 años en las tierras altas de Nueva Guinea; y hace 50.000 años en Borneo.

"Los humanos y los parientes humanos cercanos. como los neandertales, probablemente. han estado modificando sus ecosistemas durante mucho tiempo"

Los análisis de los núcleos de los lagos y los sitios de herramientas de piedra en el sur y centro de África indican que los incendios provocados por un número creciente de humanos mantuvieron el paisaje abierto, incluso cuando las condiciones lluviosas propicias para el crecimiento de los bosques se desarrollaron hace unos 85.000 años.

Los ambientes abiertos aún predominan en esta parte de África, informaron la paleoantropóloga de la Universidad de Yale Jessica Thompson y sus colegas el 5 de mayo en Science Advances. "Los humanos y los parientes humanos cercanos. como los neandertales, probablemente. han estado modificando sus ecosistemas durante mucho tiempo", apunta Thompson.

Los restos de Neumark-Nord

 Una gran operación minera de carbón reveló antiguos sedimentos de en 1985. Científicos alemanes luego excavaron un gran sitio junto al lago, concluyendo ese proyecto a mediados de la década de 1990. El mismo equipo excavó un sitio más pequeño en una cuenca del lago ubicada a unos 100 metros del primer sitio entre 2004 y 2008.

Numerosos artefactos de piedra como estos, fueon desenterrados en el sitio de Neumark Nord en Alemania,
Numerosos artefactos de piedra como éstos, fueon desenterrados en el sitio de Neumark Nord en Alemania.

El polen de estos sitios indica que los pastos y las hierbas, características distintivas de un paisaje abierto, aparecieron en un breve espacio de tiempo hace unos 125.000 años, apuntan Roebroeks y sus colegas. Un gran número de objetos de piedra, algunos que muestran signos de haber sido calentados, posiblemente para hacer que los bordes terminados sean más afilados, y huesos de animales que muestran marcas de carnicería datan de la misma época en Neumark-Nord, cuando los neandertales, pero no el Homo sapiens habitaban Europa.

Las herramientas de piedra y los fragmentos de hueso que mostraban signos de calentamiento, madera quemada, semillas carbonizadas y densos parches de partículas de carbón sugirieron que los neandertales habían provocado incendios con frecuencia cerca de los lagos Neumark-Nord.

Éstos alteraron el paisaje de la zona, en lugar de establecerse allí después de que los bosques se redujeron

El polen de otros dos sitios en la misma parte montañosa de Alemania, donde los investigadores encontraron previamente un pequeño número de herramientas de piedra que sugiere una presencia neandertal limitada, muestra que los bosques dominaban allí cuando los neandertales habitaban los pastizales de Neumark-Nord.

Eso refuerza la opinión de que éstos alteraron el paisaje de la zona, en lugar de establecerse allí después de que los bosques se redujeron, señala Roebroeks.

El arqueólogo Manuel Will, de la Universidad Eberhard Karls de Tübingen en Alemania, está de acuerdo. "La evidencia neandertal de Neumark-Nord debería ser una llamada de atención para que la comunidad científica internacional incluya a los arqueólogos que estudian el registro paleolítico como parte de cualquier equipo que intente definir e identificar el comienzo del Antropoceno", indica Will.

Fuente: ScienceNews.

Los mejores vídeos