Los microplásticos alcanzan a las rapaces

Ya sabíamos que las aves marinas y los peces están ingiriendo microplásticos, a lo que podemos sumar las aves rapaces tras el hallazgo, en 63 ejemplares de nueve especies muertas en Florida, de 1.200 piezas de plástico.

Pocas especies quedan libres de la contaminación por microplásticos. Foto: iStock
Pocas especies quedan libres de la contaminación por microplásticos. Foto: iStock

Poco a poco vamos consiguiendo que no haya especie sobre la tierra que se libre de ingerir microplasticos. Desde la década de los 60, los científicos venían advirtiendo de la ingesta de plásticos por parte de los animales, para pasar, iniciado el s XXI, a afirmar que no sólo encontraban grandes trozos de este material, sino también microplásticos, esas pequeñísimas partículas en las que se va descomponiendo la principal arma anti-naturaleza creada por el hombre. Y las investigaciones nos llevaron a encontrarlos en peces, aves marinas e invertebrados como las ostras que se alimentan por filtración.

Quedaban especies que presumíamos limpias ya que la posibilidad de realizar estudios sobre ellas eran mínimas por su estado de protección, hasta que 63 aves rapaces aparecieron muertas en Florida.

Gracias a la colaboración de Centro Audubon para Aves Rapaces de Maitland, un equipo de la Universidad de Florida Central confirma ha podido estudiarlas, confirmando la presencia de microplásticos en el sistema digestivo de  halconeságuilas pescadoras y búhos, publicando sus estudios en la revista Environmental Pollution.

La acumulación de microplásticos en sus sistemas digestivos puede provocar envenenamientoinanición y muerte, y los estómagos de todas ellas los contenían, sumándose un total de 1.200 piezas.

Microfibras, los microplásticos más abundantes

De todas las piezas de microplásticos encontrados en estos animales, la microfibras fueron las más abundantes, hasta el 86% de ellas, y su procedencia señala a cuerdas sintéticas o ropa y pueden terminar en los ecosistemas a través de las aguas residuales de las lavadoras.

Los busardos hombrorrojos (Buteo lineatus), que se alimentan de pequeños mamíferos, serpientes y anfibios, fueron los que presentaron una mayor abundancia de microplásticos por gramo de tejido del tracto gastrointestinal, en comparación con el águila pescadora (Pandion haliaetus).

Archivado en:

Los mejores vídeos