La naturaleza virtual nos espera en el Real Jardín Botánico

El Real Jardín Botánico de Madrid abre sus puertas de forma virtual para que el #YoMeQuedoEnCasa sea más llevadero e instructivo.

Glorieta de Linneo. Fotografía: Antonello della Notte
Glorieta de Linneo. Fotografía: Antonello della Notte

Visitar el Real Jardín Botánico (RJB-CSIC) de Madrid desde casa también es posible. Entrar por la Puerta de Murillo y recorrer la Terraza de los Cuadros, subir a la Glorieta de Linneo y de ahí bajar por el histórico emparrado para subir por el Paseo de los Olivos y, a unos metros, acceder a la Terraza de los Bonsáis está permitido, a pesar del estado de alarma y la recomendación #QuédateEnCasa, porque nuestra propuesta es virtual.

Para hacerlo es tan sencillo como descargarte en tu ordenador o en tu dispositivo móvil la aplicación Google Street View, o entrar en Google Maps, escribir Real Jardín Botánico Madrid, arrastrar un pequeño hombrecillo de color amarillo hacia las zonas marcadas en color azul del Jardín y empezar a disfrutar desde casa de este paseo virtual.

Google estrenó a finales de 2014 este servicio que forma parte de la colección del buscador denominada "50 Tesoros Arquitectónicos y Naturales de España en Street View" que incluye otros monumentos destacados como La Alhambra y el Generalife de Granada, la Sagrada Familia de Barcelona, las arenas rojizas de las Médulas de León o el Parque Natural de las Bardenas Reales, en Navarra.

La grabación se realizó en su momento con un trike, una bicicleta de tres ruedas equipada con una veintena de cámaras que captaba las imágenes en 360º mientras el cámara pedaleaba por las zonas exteriores del Botánico. Además, en 2017 se ampliaron algunas zonas y se corrigieron las imágenes de otras del Jardín.

Mantenimiento básico del Jardín

Lógicamente, no están disponibles las ocho hectáreas del RJB y alguna de las zonas ha variado sensiblemente en estos dos últimos años. Tampoco se puede sentir el olor que el Jardín empieza a desprender estos días, pero con un poco de imaginación y, por ejemplo, con un ambientador con olor a jardín, a bosque, a lavanda o a pino, disfrutar de un buen rato para salir de la monotonía diaria.

Y mientras se mantiene este estado de alarma, el RJB-CSIC ha establecido un riguroso y estricto turno de trabajo desde la Unidad de Jardinería para que el Jardín no pierda sus colecciones de plantas vivas, y, al mismo tiempo, cumpliendo con todas las medidas de seguridad establecidas por las autoridades sanitarias para no poner en riesgo en ningún caso la salud del personal que acude al centro.

De este modo únicamente se realizan las tareas estrictamente necesarias para que cuando nuestro país recupere la esperada normalidad, los visitantes puedan disfrutar, ya 'in situ' del Real Jardín Botánico.

Archivado en: