El petróleo golpea el corazón de África

El petróleo que el primer mundo necesita para seguir creciendo y enriqueciéndose es otra de las amenazas que lanzamos sobre África, con la construcción de un oleoducto de 1.500 km surcando reservas forestales, ríos y lagos.

Casi 1.500 km de oleoducto amenazarán a multitud de especies y ecosistemas en África. Foto: iStock
Casi 1.500 km de oleoducto amenazarán a multitud de especies y ecosistemas en África. Foto: iStock

Decir África es casi sinónimo de selva, sabana, elefantes, leones, jirafas, cebras… naturaleza en estado puro.

Pero la mano del hombre quiere colocar en medio de esa maravilla, de esa gran reserva de la naturaleza, un impresionante oleoducto atravesando hábitats críticos de elefantes, leones y chimpancés y 12 reservas forestales, bordeando el lago más grande de África y cruzando más de 200 ríos y miles de granjas antes de llegar al Océano Índico, donde su versión del desastre de Exxon Valdez verterá petróleo en algunos de los manglares y arrecifes de coral más biodiversos de África.

Tal proyecto está listo para la construcción, es el oleoducto del este de África.

En mitad de una pandemia global, durante la cual la demanda de petróleo está en caída libre y los precios hundidos, podría parecer un momento extraño para impulsar la producción mundial de petróleo. Pero la industria petroquímica siempre está buscando nuevas reservas para reemplazar las que se están agotando. Y dos yacimientos descubiertos a orillas del lago Albert, que se extiende a ambos lados de la frontera entre Uganda y la República Democrática del Congo, se encuentran actualmente entre las nuevas y más grandes reservas disponibles, con una producción estimada de 6 mil millones de barriles.

Pero los pozos necesitan un oleoducto para llevar el petróleo al mundo exterior. Para hacer eso, las compañías planean el oleoducto más largo del mundo, que se extiende por casi 1.500 kilómetros desde el lago Albert hasta el puerto de Tanga, Tanzania, en el Océano Índico.

La tubería transportará 216.000 barriles de crudo al día, y requerirá calentamiento a 50 grados, porque el petróleo es bajo en azufre y de lo contrario se solidificaría en la tubería. Las ONG estiman que la huella de carbono será aproximadamente la de Dinamarca, y miles de agricultores perderán sus tierras.

Las compañías afirman que han resuelto los problemas ambientales y sociales locales para los yacimientos y el oleoducto, y que las evaluaciones de impacto ambiental y social le han dado al proyecto, de 20 mil millones de dólares, una factura de salud limpia. Total, que encabeza el proyecto del oleoducto, afirma que consultó a 58.000 personas y eligió una ruta para "minimizar el número de residentes reubicados".

Imagen: Yale Environment 360
Imagen: Yale Environment 360

La sostenibilidad del oleoducto en entredicho

Pero las ONG locales y los expertos internacionales en evaluaciones de impacto ambiental y social no están de acuerdo. Dicen que los riesgos ambientales de la tubería y las instalaciones de producción son enormes, y que las consultas con las comunidades equivalen a poco más de lo que Gerald Byarugaba de Oxfam-Uganda llama "marcar la caja".

Yale Environment 360 ha visto revisiones de las evaluaciones de impacto realizadas por la Comisión Holandesa de Evaluación Ambiental (NCEA), un organismo independiente holandés. Encontró que las evaluaciones eran incuestionables sobre temas ambientales, sesgadas en el equilibrio de los impactos positivos y negativos, "vagas" sobre la propiedad de la tierra y, en el caso de la tubería, "no aptas para el propósito".

El oleoducto amenaza hábitats de especies que están en la Lista Roja Internacional de especies den peligro de extinción

WWF Uganda, en un informe de 2017, advirtió que el oleoducto "es probable que provoque perturbaciones significativas, fragmentación y aumento de la caza furtiva dentro de la biodiversidad y los hábitats naturales importantes" poblados por elefantes, leones y chimpancés que están en la Lista Roja internacional de especies amenazadas. "Tiene un mayor riesgo ambiental y social" que otros oleoductos planificados en la región, dijo Paolo Tibaldeschi de WWF Noruega, autor del informe de 2017. Es "más largo y cruza una región montañosa y sísmica cerca del lago Victoria, y varios hábitats de biodiversidad hasta la costa", señaló.

Petroleo 3
Foto: iStock

Una brecha que dejará cadáveres

En Uganda, las poblaciones de chimpancés, hipopótamos y cocodrilos estarán en riesgo alrededor del lago Albert, donde se encuentran los yacimientos. Total planea realizar 32 pozos en el campo petrolífero Tilenga desde dentro del Parque Nacional Murchison Falls, en la costa noreste del lago.

El gobierno de Uganda y sus socios "aparentemente no están preocupados por la amenaza a la biodiversidad"

"No es la ubicación ideal de un proyecto petrolero multimillonario", dice Romie Goedicke, de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza en los Países Bajos. Sin embargo, dice, el gobierno de Uganda y sus socios "aparentemente no están preocupados por la amenaza a la biodiversidad".

En la costa este del lago Albert, el análisis de la NCEA dice que el proyecto Kingfisher deja el futuro del Bosque Bugoma de 400 kilómetros cuadrados, que ha estado protegido durante 90 años y tiene una gran población de chimpancés, "sombrío". El bosque enfrenta la invasión de tuberías, caminos, un aeropuerto y migrantes que vendrán a trabajar en el proyecto y probablemente limpiarán la tierra para cultivar y cortar árboles para carbón.

Al sur del lago, más chimpancés encontrarán la tubería que cruza su Reserva Forestal Taala, de 88 kilómetros cuadrados. Mientras tanto, la NCEA también evalúa como "sombrío" el futuro de los peces en el lago que, según dice, actualmente proporciona el 30 por ciento de la captura de peces de Uganda.

Al otro lado de la frontera con Tanzania, el oleoducto dividirá la reserva de caza Biharamulo, que contiene una de las últimas cinco poblaciones de monos colobos rojos cenicientos, así como hipopótamos, elefantes, cebras y, según afirman las compañías de turismo, gorilas de montaña. Más al este, atravesará 32 kilómetros de la estepa de Wembere, una pradera inundada estacionalmente conocida por su avifauna. Fuera de las reservas, dice WWF, es probable que se alteren 510 kilómetros cuadrados de hábitat de elefantes.

La tubería de 24 pulgadas de ancho estará enterrada a una profundidad de hasta 2 metros durante la mayor parte de su viaje, pero su huella en el paisaje seguirá siendo grande. Por un lado, requerirá más de 80 estaciones de control a lo largo de la ruta: para bombear, controlar la presión, aislar posibles fugas y mantener el aceite caliente. Además, Total requiere que un corredor de tierra de 30 metros de ancho sobre la tubería se mantenga libre de edificios, árboles y cultivos, lo que interrumpirá las granjas, los ecosistemas y la migración de la vida silvestre.

Hasta 12 reservas serán atravesadas por el oleoducto. Foto: iStock
Hasta 12 reservas forestales serán atravesadas por el oleoducto. Foto: iStock

Peligro de fugas de petróleo

Además de la perturbación del hábitat de la vida silvestre y la agricultura, una amenaza adicional es la contaminación por fugas de petróleo.

Durante un tercio de su viaje, la tubería transcurre a través de la cuenca de drenaje del lago Victoria, el lago más grande de África y una de las fuentes del Nilo, incluido el paso cerca de su costa durante 33 kilómetros. El peligro de los escapes de petróleo en el lago aumenta por el riesgo de terremotos, dice WWF. En 2016, un terremoto de magnitud 5,6 mató a 20 personas y destruyó al menos 900 edificios.

Dos tercios de la tubería pasarán por tierras de cultivo, con un estimado de 9.500-14.500 granjas afectadas por la construcción sólo en Tanzania.

La NCEA está particularmente preocupada de que el oleoducto cruce unos 230 ríos. Cuestiona la intención de cruzar ríos a través de trincheras abiertas en el lecho del río. Estos, dice, corren el riesgo de erosión que expone la tubería y causa "impactos negativos significativos, particularmente en los humedales".

Ante un posible vertido al océano, una costa intrincada dificultará la limpieza

Pero los riesgos de contaminación pueden ser mayores alrededor de la terminal oceánica del oleoducto en la península de Chongoleani, cerca del puerto tanzano de Tanga, donde se cargarán camiones cisterna de hasta 300 metros de largo. "El transporte de petróleo tendrá lugar sobre el área de manglares y arrecifes de coral", donde "los entornos costeros intrincados hacen que la recuperación y la limpieza del petróleo sean muy difíciles", dice WWF. Cerca, señala, hay dos áreas marinas protegidas: la reserva Pemba-Shimoni-Kisite en la frontera con Kenia y el parque marino Tanga Coelacanth, que se caracterizan por sus arrecifes de coral, dugongos, delfines y tortugas marinas.

Petroleo 2
Dos tercios de la tubería pasarán por zonas de cultivo. Foto: iStock

También perjudicará a la población

Los yacimientos y oleoductos también amenazan a las comunidades locales. El campo Kingfisher, de gestión china, se construirá en un "área pequeña y anteriormente aislada", donde las comunidades locales dependen en gran medida de los recursos naturales como el pescado y la leña, dice la NCEA. Señala que en el informe de impactos no está claro si la compañía planea compensar a las comunidades por la pérdida de tierras de pastoreo comunes y fuentes de agua; y advierte que también podría haber tensiones étnicas entre los trabajadores migrantes locales y congoleños.

Entre 9.500 y 14.500 granjas se verán afectadas sólo en Tanzania

Dos tercios de la tubería pasarán por tierras de cultivo. El total estima que entre 9.500 y 14.500 granjas se verán afectadas solo por la construcción en Tanzania. Miles de hogares enfrentan ser "desplazados económicamente", advierte la NCEA.

Fuente: Yale Environment 360

Archivado en:

Los mejores vídeos