Si vives en Valencia, el aluminio y el acero van al contenedor amarillo

Valencia es la primera ciudad de España en la que se pueden depositar productos de aluminio y acero en los contenedores amarillos para ser reciclados, gracias a una colaboración público-privada entre el Ayuntamiento, la Generalitat y Nespresso.

Planeta 2030

Aparte de las cápsulas de café de aluminio, motivo de la colaboración con Nespresso, se podrán depositar productos como bolsas de snacks; papel de aluminio; láminas selladoras de aluminio; velas pequeñas; tapas de apertura fácil; tubos de pasta de dientes; tubos de metal; botes de aluminio; tapas de lata de apertura; bolsas de café; bandejas de aluminio; tapas de yogurt; alambres y tapas de aluminio del cava y vino, entre otros.

El proyecto piloto de recogida, clasificación y reciclaje del aluminio y acero ligero se enmarca en las acciones de la recién creada Coaali (coalición por el reciclaje de aluminio y acero ligero), y se llevará a cabo una campaña de información y concienciación, cuyo coste sufragará Nespreso.

Muchos de estos residuos ya son depositados en los contenedores amarillos, pero el problema es que no son captados en el proceso de separación porque tienen una composición que la planta de reciclaje no es capaz separar.

Se calcula que sólo en la ciudad de Valencia hay entre 500 y 1.000 toneladas al año de aluminio ligero potencialmente reciclable que, gracias a este nuevo sistema, podrán ser reintroducidos, evitando que acaben en el vertedero, que es lo que ocurre actualmente.

Los servicios técnicos del Ayuntamiento de València también estiman que “en torno al 90% de la producción anual de acero y aluminio ligero acaban en vertederos porque aunque Nespresso tiene en sus tiendas la posibilidad de devolver las cápsulas de aluminio, pero no el resto de productos.

Archivado en:

Los mejores vídeos