Una emblemática ave de Sudáfrica se enfrenta a la extinción local por la crisis climática

Zazú, el pájaro mensajero y guardián de El Rey León, está inspirado en el cálao de pico rojo. Su primo, el cálao de pico amarillo del sur, está desapareciendo de su hábitat en Sudáfrica y podría extinguirse en 2027, debido al cambio climático.

El cálao de pico amarillo del sur es un ave que construye su nido en cavidades y las hembras permanecen en sus interiores durante unos cincuenta días.
El cálao de pico amarillo del sur es un ave que construye su nido en cavidades y las hembras permanecen en sus interiores durante unos cincuenta días.

La crisis climática está agravando las condiciones de los climas extremos, como las altas temperaturas y la frecuencia e intensidad de los períodos de sequía de las regiones áridas. Las especies que habitan en estos lugares ya están sufriendo las consecuencias, de tal manera que numerosas aves se reproducen antes y durante menos tiempo.

Investigadores de la Universidad de Ciudad del Cabo (UCT) han estudiado los efectos de las altas temperaturas y las sequías en la capacidad de reproducirse de los cálaos de pico amarillo del sur (Tockus leucomelas), un ave de zonas áridas. El estudio se ha realizado en un área desértica de África Meridional entre 2008 y 2019, y se ha publicado en la revista Frontiers in Ecology and Evolution.

Es una especie socialmente monógama y conocida por la peculiar estrategia de emparejamiento y anidación que los caracteriza

La distribución del cálao de pico amarillo del sur incluye la mayor parte del sur de África y son muy abundantes en el desierto de Kalahari. Es una especie socialmente monógama y conocida por la peculiar estrategia de emparejamiento y anidación que los caracteriza. Su época de reproducción coincide con la temporada de lluvias, que corresponde a los días más calurosos del año. Cada área geográfica tiene picos de puesta de huevos diferentes, en función del período local de precipitaciones.

Estas aves construyen sus nidos en cavidades y las hembras permanecen en sus interiores durante un periodo de unos cincuenta días, para empollar los huevos y luego cuidar de los polluelos. La única abertura de esto es una rendija vertical estrecha, a través de la cual el macho pasa los alimentos. Este tipo de anidación los protege en gran medida de la depredación, pero la clave del éxito reproductivo depende principalmente de otros factores, como el clima y la disponibilidad de comida.

El cálao de pico amarillo del sur construye su nido en cavidades y las hembras permanecen en sus interiores durante unos cincuenta días.
El cálao de pico amarillo del sur construye su nido en cavidades y las hembras permanecen en sus interiores durante unos cincuenta días. Foto: IStock.

“Cada vez hay más pruebas de los efectos negativos de las altas temperaturas en el comportamiento, la fisiología, la reproducción y la supervivencia de varias especies de aves, mamíferos y reptiles en todo el mundo”, dice el primer autor del estudio, Nicholas Pattinson. “Por ejemplo, cada vez se registran más eventos de mortalidad masiva relacionados con el calor”.

Colapso de la población

Pattinson y su equipo estudiaron durante diez años una población de cálaos de pico amarillo del sur en la reserva del río Kuruman, en el sur del desierto de Kalahari (África). Los autores analizaron las capacidades de las aves de reproducirse tanto a corto plazo, como a lo largo de la duración del estudio. En paralelo, evaluaron también las tendencias climáticas de la región.

Los resultados mostraron que durante los años de monitoreo la actividad reproductiva de estas aves colapsó, como consecuencia del calentamiento del clima

Los resultados mostraron que durante los años de monitoreo la actividad reproductiva de estas aves colapsó, como consecuencia del calentamiento del clima. “Durante el período de estudio, los efectos de las altas temperaturas (como alteraciones en forrajeo y aprovisionamiento) redujeron la posibilidad de que los cálaos se reprodujeran con éxito o incluso se emparejasen”, explicó Pattinson.

Al comparar los primeros tres años (de 2008 a 2011) con los últimos tres (de 2016 a 2019), los investigadores encontraron que el porcentaje de nidos ocupados disminuyó del 52 % al 12 %, y que el número medio de los polluelos que nacían de cada apareamiento se redujo de 1,1 a 0,4. Además, el porcentaje de camadas de las que al menos un polluelo sobrevivía y llegaba a emplumar pasó del 58 % al 17 %.

Los investigadores analizaron las capacidades de estas aves de reproducirse tanto a corto plazo, como a lo largo de la duración del estudio.
Los investigadores analizaron las capacidades de estas aves de reproducirse tanto a corto plazo, como a lo largo de la duración del estudio. Foto: IStock.

Los investigadores observaron que, por encima de una temperatura ambiental de 35,7 °C, no se registraron intentos de emparejamientos exitosos, o sea, que dieran lugar a crías.

La crisis climática avanza rápidamente

El estudio muestra que el ritmo acelerado al que se está produciendo la crisis climática está teniendo graves efectos negativos en lapsos de tiempo alarmantemente cortos.

Los autores describen que, según las tendencias actuales de calentamiento de 1 ºC por década, aproximadamente, en 2027 se superará, en las áreas estudiadas, el umbral de 35.7 º C (por encima del cual no se registraron intentos de apareamiento exitosos) durante toda la temporada de reproducción del cálao.

"La percepción pública de las consecuencias de la crisis climática está relacionada con los escenarios para 2050 y más allá. Sin embargo, sus efectos son actuales"

 “Gran parte de la percepción pública de las consecuencias de la crisis climática está relacionada con los escenarios calculados para 2050 y más allá”, continúa Pattinson. “Sin embargo, sus efectos son actuales y pueden manifestarse no solo durante nuestra vida, sino incluso durante una sola década”. Agrega.

"A pesar de que no hay grandes eventos sorprendentes de mortalidad masiva, nuestra predicción en este estudio es que los cálaos de pico amarillo del sur podrían desaparecer de las partes más cálidas de su hábitat tan pronto como en 2027. Las consecuencias de las altas temperaturas pueden provocar extinciones locales y cambios en los ecosistemas de los que todos dependemos”, concluye.

Fuente: SINC.

Los mejores vídeos