¿Cómo afecta el coronavirus a las instalaciones de autoconsumo?

¿Qué pasa si se nos avería la instalación solar para el agua caliente durante la alarma por coronavirus? Pues respiremos porque todo está previsto y programado para su atención.

Durante la alarma por coronavirus, las empresas garantizan a priori la asistencia en instalaciones de autoconsumo.
Durante la alarma por coronavirus, las empresas garantizan a priori la asistencia en instalaciones de autoconsumo.

Las instalaciones de autoconsumo nos brindan en esta alarma sanitaria por el coronavirus COVID-19 la tranquilidad de no depender de suministros externos para satisfacer nuestras necesidades energéticas, un alivio que se puede truncar al enfrentarnos a cualquier fallo del sistema.

A nivel usuario hemos contactado con algunas empresas del sector, como Solarman, que ofrece asistencia en un amplio campo geográfico que abarca Andalucía, Murcia, Valencia y Extremadura, en las que nos informan que adicionalmente a los ajustes empresariales necesarios, el servicio de atención a las posibles incidencias está garantizado, respondiendo a los avisos de averías para garantizar el correcto funcionamiento de las instalaciones durante la alarma sanitaria.

Los técnicos se desplazan respetando en todo momento las medidas de seguridad previstas ante el coronavirus COVID-19, tanto de cara a los propios técnicos como frente a los propietarios de las instalaciones.

El sector fotovoltaico

Además, las empresas del sector fotovoltaico están llevando a cabo un importante esfuerzo para garantizar el funcionamiento de su actividad en todas las etapas de la cadena de valor de la tecnología, premisa anunciada por la Unión Española Fotovoltaica (UNEF).

Según informa UNEF, toda la cadena de valor de la tecnología, desde los fabricantes de materiales y estructuras, hasta los desarrolladores de proyectos, están dando todos los pasos necesarios para limitar al máximo el impacto del COVID-19 a nivel humano, social y económico.

Adicionalmente, al cierre de las oficinas y la implementación del teletrabajo para personal administrativo, técnico y comercial, entre otros, el seguimiento del rendimiento de estas instalaciones continúa con normalidad a través de herramientas online.

En este sentido, entre las medidas puestas en marcha en aras de garantizar la seguridad y la salud de los profesionales, destacan la reducción al mínimo posible del personal presente en las obras de construcción de nuevos parques, procurando que se trate de personal local para evitar desplazamientos de otras regiones.

Todas estas medidas de prevención, unidas a la información sobre las normas higiénicas a respetar, garantizan el compromiso con la seguridad y la salud de los trabajadores, al tiempo que se asegura la continuidad de un sector fundamental para la economía española. En estos primeros tres meses de 2020, la industria fotovoltaica ha generado 2.354 GWh de energía limpia, dando empleo a más de 29.000 personas. Además, la patronal recuerda que este sector contribuye al PIB nacional en más de 5.000 millones de euros.

 

Los mejores vídeos