De la granja a la mesa, por un sistema alimentario sostenible

Bajo el epígrafe “De la granja a la mesa” se desarrolla el nuevo programa europeo que quiere conducir a Europa hacia un sistema alimentario más saludable y sostenible, apoyado con una serie de medidas que ya han levantado ampollas en el sector agrario, pero sin las que difícilmente podremos alcanzar los objetivos de neutralidad en emisiones.

Foto: iStock
Foto: iStock

Las palabras de Frans Timmermans, vicepresidente ejecutivo de la Comisión Europea, pueden darnos que pensar sobre muchos aspectos de nuestro sistema alimentario, desde su producción hasta que llega a nuestras manos, las del consumidor:

«La crisis del coronavirus ha revelado nuestra vulnerabilidad y la importancia de restablecer el equilibrio entre la actividad humana y la naturaleza. La Estrategia sobre Biodiversidad y la Estrategia «De la Granja a la Mesa», elementos centrales del Pacto Verde, apuntan hacia un equilibrio nuevo y mejorado entre la naturaleza, los sistemas alimentarios y la biodiversidad para proteger la salud y el bienestar de nuestros ciudadanos y, al mismo tiempo, incrementar la competitividad y la resiliencia de la UE. Estas estrategias son una parte fundamental de la gran transición que estamos emprendiendo».

Nuestro sistema alimentario: inconvenientes y soluciones

A grandes rasgos, la Comisión Europea enumera de la siguiente manera los inconvenientes y consecuencias de nuestro actual sistema productivo:

La utilización de plaguicidas en la agricultura contribuye a la contaminación del suelo, el agua y el aire.

La Comisión tomará medidas para:

  • reducir un 50 % el uso y el riesgo de los plaguicidas químicos para 2030.
  • reducir un 50 % el uso de los plaguicidas más peligrosos para 2030.

El exceso de nutrientes en el medio ambiente es una fuente importante de contaminación del aire, el suelo y el agua,
que repercute negativamente en la biodiversidad y en el clima.

La Comisión tomará medidas para:

  • reducir las pérdidas de nutrientes al menos un 50 %, sin alterar la fertilidad del suelo.
  • reducir el uso de fertilizantes al menos un 20 % para 2030.

La resistencia a los antimicrobianos derivada del uso de antibióticos para la protección de la salud humana y animal ocasiona unas 33 000 muertes de personas en la UE cada año.

La Comisión tomará medidas para:

  • Reducir un 50 % las ventas de antimicrobianos para animales de granja y de acuicultura de aquí a 2030.

Y se defiende la agricultura ecológica como una práctica respetuosa con el medio ambiente que tiene que seguir desarrollándose.

La Comisión impulsará el desarrollo de los cultivos ecológicos en la UE con el fin de que en 2030 (el 25 % de todas las tierras agrícolas) se dedique a la agricultura ecológica.

Las granjas sostenibles requieren un "nuevo" modelo de ganadería. Foto: iStock
Las granjas sostenibles también requieren uno "nuevo" modelo de ganadería. Foto: iStock

Objetivos de un sistema alimentario sostenible

Creación de un entorno alimentario saludable para que la elección saludable y sostenible sea la más fácil

Se calcula que en 2017 se produjeron en la UE más de 950 000 muertes atribuibles a dietas poco saludables (una de cada cinco).
Una dieta sana y basada en productos vegetales reduce el riesgo de enfermedades potencialmente mortales y el impacto medioambiental del sistema alimentario.

Etiquetado de los alimentos que capacita a los consumidores para que elijan dietas saludables y sostenibles

La Comisión propondrá un etiquetado nutricional obligatorio en la parte frontal de los envases y desarrollará un marco de etiquetado de alimentos sostenibles que abarque los aspectos nutricionales, climáticos, medioambientales y sociales de los productos alimenticios.

Intensificar la lucha contra el desperdicio de alimentos

Reducción de un 50 % de los residuos alimentarios per cápita en el comercio minorista y entre los consumidores en 2030: la Comisión propondrá objetivos jurídicamente vinculantes para reducir el desperdicio de alimentos en toda la UE de aquí a 2023.

Investigación e innovación: Inversiones en I+i por valor de 10 000 millones de euros en el marco de Horizonte Europa para alimentación, bioeconomía, recursos naturales, agricultura, pesca, acuicultura y medio ambiente. 

La transmisión de conocimientos será fundamental. Los servicios de asesoramiento a explotaciones y la red de datos de sostenibilidad agrícola de la PAC serán
decisivos para ayudar a los agricultores en la transición.

Promover la transición mundial

La sostenibilidad de los alimentos europeos puede darles fama y añadir una ventaja competitiva que permita crear nuevas oportunidades comerciales para los agricultores europeos. La UE colaborará con terceros países y organizaciones internacionales para apoyar el paso mundial hacia sistemas alimentarios sostenibles. Un marco de etiquetado de alimentos sostenibles facilitará la elección de los consumidores.

El programa De la granja a la mesa persigue lograr un 25% de agricultura ecológica en 2030. Foto: iStock
El programa De la granja a la mesa persigue lograr un 25% de agricultura ecológica en 2030. Foto: iStock

El sector no lo ve tan claro

Desde el sector no han tardado en alzarse voces, como la de Asaja, Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores, que considera que estamos ante un ataque a la agricultura productiva de la UE, y ponen en cuestión la seguridad alimentaria de la Unión.

Tachan el programa de política regresiva que pone en peligro nuestra independencia alimentaria. Alegan el bajo impacto de emisiones de la agricultura y ganadería europea en el total mundial, que cifran en un 1%, piden que se exija lo mismo a los alimentos que lleguen de fuera de la Unión y reclaman más recursos económicos para implantar estos objetivos.

Giro de 180º a nuestra cultura

Tenemos muchos aspectos controvertidos a los que hacer frente si verdaderamente queremos revertir el daño que le hemos hecho al Planeta, y tendremos que salir de nuestra zona de confort enfrentándonos a nuevos retos y nuevas formas de entender nuestra interacción con la naturaleza.

Pero lo cierto es que si no tomamos medidas, qué haremos cuando no haya agua para regar nuestros alimentos, para dar de beber a los animales, cuando los desastres atmosféricos arrasen cosechas y ahoguen al ganado.

Esos escenarios no son tan futuristas.

Los mejores vídeos