Las especies de atún se recuperan, pese a las presiones sobre la vida marina

Cuatro especies de atún están en vía de recuperación, gracias a las cuotas de pesca de la última década, según la actualización de la Lista Roja de la UICN de Especies Amenazadas y publicada con motivo del Congreso Mundial de la Naturaleza que se celebra en Marsella.

Varias especies de atunes se recuperan gracias a las cuotas de pescas regionales.
Varias especies de atunes se recuperan gracias a las cuotas de pescas regionales.

 “La actualización de la Lista Roja de la UICN es una señal poderosa de que, a pesar de las crecientes presiones sobre nuestros océanos, las especies pueden recuperarse si los Estados se comprometen realmente a implementar prácticas sostenibles”, declaró el Dr. Bruno Oberle, director general de la UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza). “Los Estados y otros actualmente reunidos en el Congreso Mundial de la Naturaleza de la UICN en Marsella deben aprovechar esta oportunidad para reforzar sus ambiciones en materia de conservación de la biodiversidad y trabajar hacia objetivos vinculantes basados en datos científicos sólidos. Estas evaluaciones de la Lista Roja demuestran cuán estrechamente están entrelazados nuestras vidas y medios de subsistencia con la biodiversidad”.

El atún rojo del Atlántico pasó de la categoría “En peligro” a la de “Preocupación menor”, mientras que el atún rojo del sur pasó de “En peligro crítico” a “En peligro”. Tanto el atún blanco como el atún de aleta amarilla pasaron de la categoría “Casi amenazado” a la de “Preocupación menor”

En esta actualización de la Lista Roja, se reevaluaron las siete especies de atún más pescadas a nivel comercial. Cuatro de ellas muestran signos de recuperación, gracias a cuotas de pesca más sostenibles y una lucha más eficiente contra la pesca ilegal implementadas por los países.

El atún rojo del Atlántico (Thunnus thynnus) pasó de la categoría “En peligro” a la de “Preocupación menor
El atún rojo del Atlántico (Thunnus thynnus) pasó de la categoría “En peligro” a la de “Preocupación menor. Foto: IStock.

El atún rojo del Atlántico (Thunnus thynnus) pasó de la categoría “En peligro” a la de “Preocupación menor”, mientras que el atún rojo del sur (Thunnus maccoyii) pasó de “En peligro crítico” a “En peligro”. Tanto el atún blanco (Thunnus alalunga) como el atún de aleta amarilla (Thunnus albacares) pasaron de la categoría “Casi amenazado” a la de “Preocupación menor”.

A pesar de mejoras mundiales a nivel de las especies, muchas poblaciones regionales de atún siguen gravemente agotadas. Por ejemplo, mientras que la población oriental más grande de atún rojo del Atlántico, originaria del Mediterráneo, ha aumentado al menos en un 22% durante las últimas cuatro décadas, la población autóctona más pequeña de la especie en el Atlántico occidental, que se reproduce en el Golfo de México, ha disminuido en más de la mitad durante el mismo período. Mientras tanto, el atún de aleta amarilla sigue siendo objeto de sobrepesca en el Océano Índico.

"Necesitamos seguir aplicando cuotas de pesca sostenibles y tomando medidas enérgicas contra la pesca ilegal”

“Estas evaluaciones de la Lista Roja son una prueba de que los enfoques de pesca sostenible funcionan, con enormes beneficios a largo plazo para los medios de subsistencia y la biodiversidad. Necesitamos seguir aplicando cuotas de pesca sostenibles y tomando medidas enérgicas contra la pesca ilegal”, dijo el doctor Bruce B. Collette, presidente del Grupo de Especialistas en Atunes y Marlines de la CSE-UICN. “Las especies de atún migran a lo largo de miles de kilómetros, por lo que coordinar su gestión a nivel mundial también es clave”.

El atún de aleta amarilla sigue siendo objeto de sobrepesca en el Océano Índico
El atún de aleta amarilla sigue siendo objeto de sobrepesca en el Océano Índico. Foto: IStock.

Otras especies de atunes

El atún rojo del Pacífico (Thunnus orientalis) pasó de “Vulnerable” a “Casi amenazado” en esta actualización, debido a la disponibilidad de nuevos datos y modelos de evaluación de poblaciones más recientes. Esta especie permanece gravemente agotada, a menos del 5% de su biomasa original. Otras especies de atún reevaluadas para esta actualización de la Lista Roja incluyen el patudo (Thunnus obesus), que sigue siendo “Vulnerable”, y el listado (Katsuwonus pelamis), que permanece en la categoría “Preocupación menor”.

El 37% de tiburones y rayas en peligro de extinción

Las especies amenazadas de tiburones y rayas están sobreexplotadas.
Las especies amenazadas de tiburones y rayas están sobreexplotadas. Foto: IStock.

Esta actualización también incluye una reevaluación exhaustiva de las especies de tiburones y rayas del mundo, que revela que el 37% está en peligro de extinción, demostrando una falta de medidas de gestión eficaces en gran parte de los océanos del mundo. Las especies amenazadas de tiburones y rayas están sobreexplotadas, mientras que un 31% también se ve afectado por la pérdida y degradación de los hábitats y un 10% por el cambio climático.

El dragón de Komodo, en peligro

el dragón de Komodo (Varanus komodoensis), pasó de “Vulnerable” a “En peligro” en la Lista Roja de la UICN.
El dragón de Komodo (Varanus komodoensis), pasó de “Vulnerable” a “En peligro” en la Lista Roja de la UICN. Foto: IStock.

El lagarto vivo más grande del mundo, el dragón de Komodo (Varanus komodoensis), pasó de “Vulnerable” a “En peligro” en la Lista Roja de la UICN. La especie, endémica de Indonesia y que se encuentra únicamente en el Parque Nacional de Komodo, declarado Patrimonio de la Humanidad, y la vecina isla Flores, está cada vez más amenazada por los impactos del cambio climático.

Se espera que el aumento global de las temperaturas y subsecuentemente, del nivel del mar, reduzcan el hábitat adecuado para el dragón de Komodo en al menos un 30% en los próximos 45 años

Se espera que el aumento global de las temperaturas y subsecuentemente, del nivel del mar, reduzcan el hábitat adecuado para el dragón de Komodo en al menos un 30% en los próximos 45 años. Además, si bien la subpoblación del Parque Nacional de Komodo se encuentra actualmente estable y bien protegida, los dragones que viven fuera de las áreas protegidas en la isla Flores también están amenazados por una pérdida significativa de su hábitat debido a las actividades humanas en curso.

Los mejores vídeos