Madrid vuelve a tener tomates autóctonos

El Instituto Madrileño de Investigación y Desarrollo Rural, Agrario y Alimentario (iMiDRA) ha recuperado tres variedades de tomate que desaparecieron de los campos madrileños a partir de los años 60 tras el éxodo rural.

Planeta 2030

Las tres variedades de tomate, Gordo, Antiguo y Moruno, de altísima calidad, provienen de los 451.000 plantones de distintas variedades hortícolas donados en abril por la Comunidad de Madrid a los 500 agricultores madrileños, a través del Instituto Madrileño de Investigación y Desarrollo Rural, Agrario y Alimentario (iMiDRA).

Entre esos agricultores se encuentran los tres integrados en el proyecto de comercialización: Félix Ledesma, José Francisco Brunete y Mariano García; a los que se entregó un total de 12.000 plantas de las tres variedades de tomate seleccionadas para su comercialización, 4.000 a cada uno.

La producción ha sido de 40.000 kilos, cultivados al aire libre con métodos sostenibles y respetuosos con el medio ambiente

Cada productor ha destinado al cultivo de tomate tradicional una hectárea de cada una sus fincas y ha utilizado un sistema de cultivo al aire libre sostenible y respetuoso con el medioambiente. Para llevarlo a cabo, han contado en todo momento con el seguimiento y asesoramiento de los investigadores del iMiDRA quienes han llevado a cabo el proceso de recuperación, a través de una investigación exhaustiva.

El resultado, una producción de 40.000 kilos que ha sido comprada en su totalidad por la gran superficie Alcampo que ya los ha puesto a la venta en sus supermercados de la Comunidad, repartida de la siguiente forma: variedad Moruno, 17.000 kilos; variedad Antiguo, 11.000 kilos y variedad Gordo, 12.000 kilos.

Archivado en:

Los mejores vídeos