ODS Salud y Bienestar, solidaridad en tiempos del coronavirus COVID-19

¿Quieres echar una mano a alguien que no puede salir de casa por el coronavirus? ¿Necesitas algo? Las acciones en esta dirección nos ayudan a alcanzar el ODS Salud y Bienestar y “Frena la curva” viene a ayudarnos y facilitar nuestra ayuda a quienes lo necesiten con un mapa on line de conexión.

COVID 19 mapa ayuda on line
COVID 19 mapa ayuda on line

Al hablar del Objetivo de Desarrollo Sostenible 3, Salud y Bienestar, la ONU afirma que se necesitan muchas más iniciativas para erradicar por completo una amplia gama de enfermedades y para hacer frente a numerosas y variadas cuestiones persistentes y emergentes relativas a la salud.

En el momento crítico en el que nos encontramos y en medio de un aluvión de acciones solidarias en todo el mundo, una nueva herramienta de software libre ha sido puesta en marcha en tiempo récord por la empresa Kaleidos y la plataforma social 'Frena la curva' con el fin de coordinar ofertas y peticiones de ayuda en España. Instituciones de países de Latinoamérica quieren replicar la iniciativa.

Este mapa on line busca tender un puente entre personas con necesidades debidas a las medidas de confinamiento y voluntarios, instituciones y comercios que puedan solucionarlas.

Este nuevo proyecto está siendo coordinado por la organización ciudadana contra el coronavirus Frena la curva y cuenta con el apoyo tecnológico de Kaleidos. Según comenta a SINC Pablo Ruiz Múzquiz, CEO y cofundador de esta empresa de software, “tan solo 48 horas después de ser lanzado se registraron 25.000 visitas y 1.000 puntos de atención”.

“En Kaleidos nos encargaremos de la tecnología de la plataforma y de su financiación. También ayudaremos con la difusión. Por su parte, Frena la curva se ocupará de coordinar el equipo de voluntarios que moderarán todas las peticiones y se coordinaran con iniciativas de voluntariado o apoyo vecinal ya existente”, detalla Ruiz Múzquiz.

Coordinar ofertas y peticiones de ayuda

A través del mapa se pueden anunciar ofertas y peticiones de ayuda y se potencia la acción vecinal para llegar a personas sin acceso a móvil u ordenador.

 “Estoy de baja por coronavirus, vivo sola y no puedo salir, necesito que alguien me haga la compra semanal y de farmacia”, dice una de las peticiones. En cuanto a los ofrecimientos de los voluntarios, van desde los que muestran su disponibilidad para ir al supermercadocuidar niños o simplemente conversar. 

Al mapa on line se puede acceder a través de cualquier navegador o de una app. Mediante un sencillo formulario, se pueden subir, de forma anónima, peticiones u ofrecimientos de ayuda.

Además, también se incluye información sobre servicios públicos disponibles, como mercados o farmacias con horarios modificados, clínicas veterinarias abiertas, centros sociales que ofrezcan comidas, estaciones con aseo para transportistas, etc.

COVID-19

Otros servicios que se están añadiendo son los bancos de alimentos, “algo que en los próximos días puede ser muy importante”, la posibilidad de asistencia domiciliaria a personas mayores de los ayuntamientos, los centros de atención para mujeres, los servicios de asesoramiento psicológicos, etc.

Con objeto de llegar a las personas que precisen ayuda, pero no tienen acceso a la tecnología, la plataforma va a impulsar la figura del intermediario, es decir, voluntarios que de una manera proactiva, localizan a estas personas.

Para ello, se dan varias ideas: desde llamar al presidente de la comunidad para ‘mapear’ un edificio, a colgar un mensaje desde la ventana. Los intermediarios también pueden ser familiares con personas dependientes en otras provincias, personas de colectivos de riesgo o en cuarentena que no puedan salir, pero si pueden hacer otras labores como llamar por teléfono a vecinos con necesidades o avisar de la existencia de personas vulnerables.

En Frena la Curva Maps además del mapa, hay un curso para los moderadores voluntarios, pautas sobre cómo usar esta herramienta y varias recomendaciones para maximizar la seguridad de los usuarios.

Requisitos de seguridad

Tras el éxito obtenido en las primeras horas, “el equipo de moderadores está trabajando para asegurarse de que todos los puntos que aparecen en el mapa cumplen con los requisitos de seguridad”. Por ejemplo, explica Ruiz Múzquiz, “no se da información específica de direcciones de domicilios”.

El CEO señala que, inicialmente han visto cómo “han ido apareciendo cientos de chinchetas verdes, que es el color que representa el ofrecimiento de ayuda, pero ahora están empezando a surgir las rojas y naranjas, que corresponden a peticiones de ayuda. La clave ahora es organizarnos para facilitar la comunicación y hacer partícipes a las ONG y asociaciones con experiencia asistencial”, recalca.

Adicionalmente, los impulsores del proyecto están teniendo reuniones con instituciones de países de Latinoamérica que quieren replicar la iniciativa. “Les estamos ayudando para que les resulte fácil clonar la plataforma para sus países y que así puedan aprovechar la ventaja de una semana de antelación, que, en esta crisis, sabemos que es muy bienvenida”, destaca.

La plataforma es fácilmente replicable y exportable a otros países, con un coste bajo de mantenimiento, gracias a que está basada en herramientas de software libre. Se espera que países como Colombia, México, Costa Rica, Argentina y otros países lancen también sus propios mapas en breve. 

La tecnología en la que está basado el mapa on line de colaboración y ayuda ciudadana se basa en la plataforma Ushahidi, una herramienta open source pensada para mapear información vital en zonas de catástrofe. Esta aplicación se ha utilizado con éxito en varias crisis humanitarias, como después del terremoto de Haití o el de Chile (ambos en 2010). La información se visualiza cargando mapas de OpenStreetMap. Las peticiones que se suben son revisadas por moderadores voluntarios antes de que aparezcan en el mapa.

Fuente: SINC

Archivado en: