Ecocombustibles, una alternativa limpia al vehículo eléctrico

La AOP (Asociación Española de Operadores de Productos Petrolíferos), que integra a las compañías Repsol, BP, Cepsa, Galp y Saras, presenta su plan para reducir un 90% las emisiones de CO2 del sector refino para 2050 y postula los ecocombustibles como una alternativa limpia y sostenible al vehículo eléctrico

Planeta 2030

ecocombustibles
ecocombustibles

El compromiso del sector del refino con el cumplimiento de los Acuerdos de París y la descarbonización es, según la patronal, total. “Queremos participar en la transición energética con soluciones tecnológicas rigurosas y factibles y creemos que son compatibles con el desarrollo económico y social”, ha declarado Luis Aires, presidente de la Asociación Española de Operadores de Productos Petrolíferos (AOP), durante la presentación en Madrid del plan que guiará al sector del refino español hacia los ecocombustibles, un complemento limpio y sostenible a los vehículos de tracción eléctrica. El plan para lograr la  demandada descarbonización del sector pasa por dos medidas: reducir al mínimo el CO2 generado durante el refino del petróleo y crear alternativas ecológicas y bajas en emisiones para los combustibles líquidos necesarios en el sector del transporte.

Para lograrlo, tal y como señala Carlos Martín, director técnico de Medio Ambiente de la AOP, se contemplan varias rutas tecnológicas. En primer lugar, lograr la eficiencia energética a través de la mejora de los procesos y de los sistemas de gestión energética en las plantas. La medida, que ya se aplica en la actualidad, podría suponer una reducción de las emisiones de CO2 de un 17% en 2030 y de un 22% en 2050.

En segundo lugar, sustituir el hidrógeno (H2) que la industria del refino utiliza en sus procesos industriales por el denominado hidrógeno verde, producido a partir de agua y electricidad obtenidas de fuentes renovables. "Es una ruta con un doble beneficio: se reducen las emisiones asociadas al hidrógeno y se permite el almacenamiento de la energía renovable en forma de H2", señala Martín. El objetivo que se ha fijado la AOP para 2050 es eliminar el 100% del CO2 que se genera durante la producción de hidrógeno.

En tercer lugar, la sectorial se compromete a absorber el CO2 emitido por la industria del refino español. "Podemos capturarlo y usarlo en un abanico de aplicaciones cada vez más amplio, que van desde la formulación de ecocombustibles, a materias primas para la industria química o la fabricación de materiales de construcción", continua Martín.

Por último, la AOP integrará materias primas bajas en carbono de forma progresiva en su sistema de refino para la producción de combustibles líquidos. Ejemplos de ello son los llamados combustibles sintéticos, también conocidos como e-fuels, obtenidos a partir del CO2 capturado y del H2 verde, los biocombustibles avanzados a partir de materias primas de origen biológico como residuos agrícolas, forestales o industriales, y otros combustibles bajos en carbono, obtenidos a partir de residuos no biológicos como plásticos y residuos sólidos urbanos. Según la AOP, este tipo de carburantes ecológicos tendrían una aplicación inmediata en cualquier vehículo y no sería necesaria ninguna adaptación.

Dado que la apuesta del gobierno en funciones sigue decantándose por el coche eléctrico, la AOP ha presentado su plan al Ministerio para la Transición Ecológica. “Necesitamos la confianza y el respaldo de la Administración para generar las condiciones adecuadas que impulsen esta estrategia, por eso reclamamos un marco regulatorio estable y claro que tenga en cuenta al sector e impulse la innovación”, ha declarado Andreu Puñet, director general de AOP.

Para ahondar en sus postulados, la AOP señala los grandes beneficios que la evolución del sector hacia los ecocombustibles generaría en la sociedad. Y no solo los relacionados con el descenso de la contaminación. De un lado, afirman, los nuevos combustibles impulsaría la economía circular gracias a la reutilización de residuos, el fomento de la I+D+i , la transferencia tecnológica y la mejora de la generación y la gestión de energía. Asimismo, desde la patronal aseguran que la aplicación de su plan permitiría el mantenimiento de los 200.000 puestos de trabajo con los que el sector cuenta en la actualidad, la generación de nuevos empleos estables y de calidad, y la creación de oportunidades de desarrollo rural dada la necesidad de gestión de residuos forestales y otras materias primas.

En la actualidad, el sector del refino español representa el 2,1% del PIB. El 70% de los productos petrolíferos se dedican a la movilidad, con un reparto aproximado de 25% automóviles, 20% vehículos pesados y 25% aviación y transporte marítimo. A su vez, más del 90% de las necesidades energéticas del transporte en la Unión Europea (UE) se satisfacen con productos petrolíferos. 

En 2030, según la Agencia Internacional de la Energía (World Energy Outlook, 2019), el reparto de las fuentes de energía en el transporte en la UE sería el siguiente: productos petrolíferos (84%), electricidad (5%), biocombustibles (10%), y otros (combustibles gaseosos) (1%). Si comparamos este escenario con el de Desarrollo Sostenible contemplado en el Acuerdo de París, los biocombustibles aún tienen camino por recorrer. En este caso, el reparto ideal de las fuentes de energía previsto sería: productos petrolíferos (70%), electricidad (6%), biocombustibles (19%), y otros (combustibles gaseosos) (5%).

 

 

 

 

 

Los mejores vídeos