Impuesto al CO2 de coches: así es la tasa que se empezará a cobrar en Cataluña

Tras muchas idas y venidas en los últimos cuatro años, finalmente la tasa que grava las emisiones de CO2 de los coches es una realidad. Este nuevo impuesto servirá para recaudar un dinero que irá, directamente, a frenar el cambio climático y la protección del medio ambiente.

Este nuevo impuesto llegó por primera vez a las portadas de los periódicos hace cuatro años, cuando el Gobierno de la Generalitat de Cataluña en 2017 lo incluyó en sus presupuestos. Desde entonces, esta tasa ha estado en un punto muerto del que despierta ahora, tras haberse enfrentado a un recurso de inconstitucionalidad por parte del Gobierno de Mariano Rajoy y los últimos aplazamientos con motivo de la pandemia.

Esta vez, en el mes de noviembre, el nuevo impuesto al CO2 sí saldrá adelante. Esta nueva tasa busca perseguir a los vehículos más contaminantes (coches, motos y furgonetas) con un pago anual y progresivo en el que los automóviles que más emisiones de CO2 expulsen a la atmósfera más pagaran. Al contrario que el impuesto de matriculación (que solo se paga en el momento de la compra) esta nueva tasa, enfocada exclusivamente en la contaminación, conllevará un desembolso anual para los conductores.

El dinero recaudado con este nuevo impuesto irá íntegramente dedicado a las labores de la Oficina de Cambio Climático de la Generalitat, de reciente creación. Una recaudación que el Gobierno catalán calcula en 67 millones de euros, afectando dicho impuesto a 2,3 millones de vehículos, de los que quedan exentos los automóviles históricos, las ambulancias, los coches oficiales y aquellos utilizados por personas con movilidad reducida.

Impuesto al CO2, cuánto se pagará

Esta nueva tasa de impuesto al CO2 será progresiva y se han establecido cinco tramos. El conductor pagará por el volumen de emisiones de cada uno de ellos y, aunque más abajo te dejamos todos los tramos, en este artículo encontrarás una calculadora con la que podrás estimar cuánto te costará mantener tu coche anualmente. En ella encontrarás dos tablas, una para coches y motos, que pagarán si emiten más de 120 gr/km de CO2, y otra para furgonetas, que pagarán si emiten más de 160 gr/km de CO2. Los tramos, por tanto, quedan así.

Coches y motos:

  • Menos de 120 gr/km de CO2: Quedan exentos de pagar la tasa.
  • Entre 120 y 140 gr/km de CO2: Pagarán 0,55 euros por cada gr/km de CO2. Un coche que emita 140 gr/km de CO2 pagará 11 euros al año.
  • Entre 140 y 160 gr/km de CO2: Pagarán 0,65 euros por cada gr/km de CO2. Un coche que emita 160 gr/km de CO2 pagará 24 euros al año
  • Entre 160 y 200 gr/km de CO2: Pagarán 0,80 euros por cada gr/km de CO2. Un coche que emita 200 gr/km de CO2 pagará 56 euros al año
  • Más de 200 gr/km de CO2: Pagarán 1,1 euros por cada gr/km de CO2 que supere los 200 gr/km de CO2. Es decir, un coche que emita 250 gr/km de CO2 pagará 111 euros al año.

Furgonetas:

  • Menos de 160 gr/km de CO2: Estarán exentos de pagar la tasa.
  • Más de 160 gr/km de CO2: Pagarán 0,3 euros por cada gr/km de CO2 que supere los 160 gr/km de CO2.

Según el Gobierno de la Generalitat, este nuevo impuesto gravará cada coche con un pago anual de media de unos 35 euros y, aunque reconocen que no es un dinero que anime a nadie a cambiarse de vehículo, esperan que los compradores de nuevos automóviles lo tengan en cuenta y opten siempre por la opción menos contaminante.

Con este nuevo impuesto, los conductores de Cataluña tendrán que pagar el impuesto de matriculación en el momento de la compra y, anualmente, desembolsar el impuesto de circulación y esta nueva tasa. Una noticia más que suma a las ya comentadas en los últimos días y meses relacionadas con la imposición de peajes en todas las vías de alta capacidad, la subida del precio del diésel o la posibilidad de una profunda reforma de los impuestos de matriculación y circulación, recogidos en el Plan de Recuperación que el Gobierno ha enviado a Europa.

 

Los mejores vídeos