La movilidad del futuro: los planes para aumentar la electrificación en España

Durante la celebración del primer Foro Anfac “La movilidad del Futuro”, se ha insistido en la necesidad de bajar la edad media del parque a los 9 años, aumentar los puntos de carga para coches eléctricos y rebajar y mejorar la fiscalidad a la hora de comprar un automóvil.

Sylvia Longás

ANFAC con la ministra de Industria, Reyes Maroto.
ANFAC con la ministra de Industria, Reyes Maroto.

Para 2021, según previsiones de la patronal de los fabricantes de automóviles, Anfac, se espera que las matriculaciones cierren con una cifra cercana a las 925.000 unidades, un 8 por ciento más que en 2020, aunque un 26 por ciento menos que en 2019, el último año antes de la pandemia. Con estas cifras en la mano, el presidente de Anfac, José Vicente de los Mozos, pronostica que la recuperación del sector no llegará antes de 2023. En este contexto, la importancia de seguir es clave si queremos que la nueva industria de la movilidad sea un proyecto clave para España. Es necesario demostrar que nuestro país tiene un proyecto sólido para atraer la inversión y nuevos modelos de vehículos electrificados. Los últimos planes presentados por Seat o por Renault son un buen ejemplo y marcan el camino a seguir. “Representamos el cambio, ha dicho de los Mozos, y la nueva movilidad va a ser una oportunidad única para todos. Somos el 60 por ciento de la industria de este país.”

En este sentido, la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, ha puntualizado que es el momento de liderar el cambio y para ello se movilizarán 10.000 millones de euros hasta 2023 en inversiones públicas y privadas en toda la cadena de valor del sector de la automoción.

Parque de vehículos. Necesitamos coches nuevos

Pero actualmente, el despegue de la electrificación y de la nueva movilidad cuenta todavía con la amenaza de nuestro viejo parque de vehículos. “Necesitamos coches nuevos, señala el presidente de Anfac”. Y es que electrificación y renovación deben de ir de la mano para que se pueda cumplir el reto de rebajar CO2 y mejorar la seguridad vial. “El objetivo, añade por su parte José López-Tafall, director general de Anfac, ha de ser pasar de la edad media de 12,5 años de nuestro parque automovilístico a 9 años. Para ello, es necesario que 19 millones de vehículos salgan del parque de aquí a 2030, y su sustitución por 14 millones de vehículos, de los que más de tres millones serán electrificados y cerca de cuatro millones, híbridos convencionales”.  Esta estrategia, unido a los cambios en los modos de uso de los vehículos, permitirá, según cálculos de la entidad, la reducción del 50% de las emisiones de CO2, incluso por encima de los objetivos que recoge el Plan nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC).

Electricos 002
Mejorar la calidad y cantidad de los puntos de carga para eléctricos

Mejorar la electrificación. Hay que aumentar la cantidad y calidad de los puntos de carga

Otro de los puntos principales para mejorar en nuestro país en ese camino hacia la electrificación es la de avanzar en las infraestructuras de recarga. Se hace necesario multiplicar por seis los puntos de recarga de acceso público instalados antes de acabar 2022, por más de 15 de cara al cierre de 2025 y por más de 40 para 2030. Ello conseguirá que la red de puntos de recarga públicos alcance los 360.000 puntos. Anfac, en este sentido, está preparando un mapa nacional de infraestructuras de recarga de acceso público donde se fijarán la cantidad de puntos necesarios en el territorio, y también su calidad. Son precisos puntos de una potencia mínima de 150 kW, siendo deseables de 250 kW.

Incentivar la electrificación. Hay que eliminar el Impuesto de Matriculación

También se hace necesario, en este plan de electrificación y renovación del parque, incentivar los planes de impulso a la demanda. “Hay que multiplicar por 4 los planes Moves”, apunta López-Tafall. Anfac apunta por la eliminación del Impuesto de Matriculación para sustituirlo por un impuesto al uso que aplique el principio del que el que contamina paga, que generaría unos ingresos estables de 2.700 millones de euros al año, cuatro veces más que el ingreso por impuesto de matriculación de los últimos años. Para la entidad, este tributo debe ir acompañado de otras medidas fiscales que fomenten la renovación del parque e incentiven al máximo los vehículos electrificados, como la reducción del IVA para los vehículos electrificados.

 

Los mejores vídeos