Nuevas etiquetas de la DGT: ¿cambiarán la catalogación de tu coche? ¿Tendrás que sustituirla?

La DGT estudia un cambio en la catalogación de la pegatina medioambiental de los coches. Te contamos si tendrás que sustituirla.

La pegatina medioambiental de la DGT ha generado gran polémica desde su puesta en marcha. Desde su lanzamiento, muchos conductores han considerado que se trata de una estigmación de los vehículos y, en algunos casos, del nivel económico de sus conductores. A esto hay que sumar los problemas y cambios durante su distribución o una catalogación que ha sembrado muchas dudas.

Hace unos meses analizamos por qué muchas etiquetas puestas por la DGT eran injustas. En resumen, cualquier tipo de hibridación, incluso la suave de 48 Voltios, entrega la etiqueta ECO automáticamente a sus conductores, permitiendo entrar en zonas urbanas reservadas para coches menos contaminantes. Sin embargo, en algunos modelos esta hibridación la llevan modelos que, incluso, contaminan más que otros vehículos de la misma firma sin dicha hibridación. Tienes todos los detalles en este enlace.

Además de lo relativo a la hibridación de 48 Voltios, hay que sumar la hibridación enchufable, que cuando permite circular más de 40 kilómetros en modo eléctrico obtiene la etiqueta Cero Emisiones, pero que no asegura que los conductores hagan uso de esta ventaja tecnológica. Además, la paradoja llega a un punto que superdeportivos de alta cilindrada y potencia tengan dicho etiquetado, mejor que vehículos de combustión tradicional muy poco contaminantes.

Los cambios que se plantea la DGT

Con todo esto sobre la mesa, la DGT es consciente que necesita hacer algunos cambios en el etiquetado de sus pegatinas medioambientales. Sin embargo, el problema ahora es jurídico, cómo imponer una nueva clasificación a vehículos que ya han sido catalogados y, con el nuevo sistema, cómo no crear una desventaja comparativa con los nuevos modelos homologados.

Todo indica, por tanto, que los vehículos que ya cuenten con una etiqueta medioambiental no tendrán que cambiarla por una nueva. Lo que sí se espera es que las pegatinas nuevas tengan más en cuenta el nivel de emisiones de cada automóvil y no la tecnología utilizada, pues mal empleada o con una incorporación “tramposa”, como los famosos 48 Voltios, puede provocar agravios comparativos.

Lo que sí parece es que los nuevos vehículos de combustión, con emisiones realmente bajas en comparación a otros vehículos que ahora mismo cuentan con etiqueta C (todos los gasolina de 2006 en adelante y todos los diésel de 2014 en adelante) contarán con una nueva categoría, una etiqueta D que servirá para establecer diferencias entre los vehículos más modernos. Además, las motos que ya cumplen con la normativa Euro 5, la más reciente, también podrían obtener la etiqueta ECO como recompensa a sus bajas emisiones.

 

Los mejores vídeos